El Model S de Tesla es símbolo de tecnología y es el sello de oro de la compañía, que brinda más prestaciones de lo imaginable. Su Autopilot, un complejo sistema de inteligencia artificial, es como el cerebro sofisticado del coche, produciendo asistencia activa para el conductor desde que arranca. Para desbloquear todo el potencial de la transmisión del Tesla, los conductores tienen que poner el vehículo en modo “Ludicrous”; esto, por supuesto, es una referencia a la película satírica “Space Balls”, en la que el velocímetro de la nave espacial tiene cuatro opciones, de la luz, ridícula, ludicrous y crucero.

Además, muchos vehículos de lujo o todoterreno ahora vienen equipados con suspensión neumática, lo que permite que el coche se ajuste con firmeza al pavimento y se adapte mejor a las condiciones de conducción. Otra ventaja es que la suspensión neumática permite  ajustar la altura del coche, pues en carretera es posible bajar su centro de gravedad para aprovechar la aerodinámica, pero tendrá que ser elevado antes de llegar a destino, sobre todo en zonas urbanas. Todo es bastante inteligente en su diseño tecnológico y todo es parte de la adaptabilidad del propietario de un coche fabricado con alta tecnología para ofrecer un muy alto rendimiento.

La Instrumentación del MODEL S

Además de poseer un sistema de arranque automático sin llave hablemos de sus mejores prestaciones; la pantalla primaria que es digital LCD de unas 12.3 pulgadas y graficos 3D se situa sobre el tablero central, lo que permite al conductor acceder a un servicio multimedia de alto impacto para seguir la velocidad, el nivel de carga, autonomía, el consumo energético, además del mapa de navegación y la selección de la radio.

En el habitáculo, la sensación de disfrutar de la tecnología es fuera de esta época, gracias a las funciones tecnológicas del Model S que permite controlar todo, desde la circulación, la navegación, regular la temperatura, entre otras sorpresas. La gran pantalla táctil de 17 pulgadas que se levanta orgullosamente del centro del tablero; las superficies suaves al tacto abundan, pero los controles interiores (mariposas, diales y palancas) marcan con un toque de minimalismo, único en los vehículos Tesla.

Como parte de esta obra maestra tecnológica, Tesla Motors se ha esforzado en proveer de un increíble sintonizador AM / FM / DAB con sonido de alta definición, pudiendo transmitir música a través de Bluetooth o USB, lo que también sirve para utilizar el sistema de manos libres telefónico. La radio accede a la radio por Internet, y el navegador web ofrece un infinito valor de entretenimiento, donde haya conexión a datos.

La Seguridad de un MODEL S

Sin embargo, lo mejor del Model S es su aspecto de seguridad, que es superior en todos los aspectos a cualquier vehículo que existe en la actualidad. La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) le dio cinco estrellas en seguridad y por categoría a esta maravilla de la tecnología automotriz y que además es eléctrico.

Posee sensores de asientos y de posición de los asientos, ocho airbags (2 de cortina), además de sus cinturones de seguridad con pretensores y limitadores de carga; cada uno de ellos tiene un aviso acústico cuando está desabrochado. Su sensor de colisión le permite desconectar el coche, previendo cualquier situación de riesgo; para complementar el sistema de seguridad, posee alarma antirrobo, pero con sinceridad, es muy difícil que una persona que no es la propietaria pueda llevarse uno.

Un punto adicional es hablar de la seguridad contra incendios, puesto que su potencial de combustión es del 1% comparado con un coche de gasolina. No obstante su batería de iones de litio está protegida por una plancha de aluminio blindado que la hace más segura para todos.

El Autopilot ahora, “Autoconducción” en un futuro en el Tesla MODEL S

El sistema Autopilot mejorado es otra de las opciones de este espectacular coche eléctrico, cuyas características continuarán siendo introducidas a medida que se vayan validando las prestaciones tecnológicas. El hardware se centra en un sistema Nvidia Drive PX 2 que está refrigerado por agua; sus algoritmos de inteligencia artificial de aprendizaje neuronal permiten desarrollar la conducción autónoma, para lograr el control de velocidad adaptativo, control de carril activo, cambios de carril después de un viraje, o estacionamiento automático sin uso del volante en puntos seleccionados.

El sistema de cámaras posee 250 metros de alcance.

  • 3 cámaras en el retrovisor que apuntan al frente
  • 2 cámaras laterales que apuntan atrás
  • 2 cámaras laterales en pilares del chassis, hacia adelante
  • 1 cámara trasera que apunta atrás

El sistema de sensores ultrasónicos (12) tienen un alcance de 8 metros, además se complementa con un radar frontal que tiene un alcance de 160 metros. Otra de las características de innovación en la cual está trabajando Tesla Motors es que el Autopilot podrá acercarte tu coche cuando lo requieras, estés a la distancia que estés, un sueño que muchos solo soñaron después de ver filmes de ciencia ficción.

Las actualizaciones del Autopilot, en el modo “Ludicrous+” y docenas de otras mejoras se han agregado al Model S, y se envían a todos los propietarios cuando éstos lo deseen.

Para finalizar, los sensores de estacionamiento han existido por décadas y no es nada nuevo, pero Tesla los hace mejor. En los demás vehículos los sensores comienzan a emitir pitidos cuando detectan una ardilla a seis metros u otro coche que está estacionado cerca, lo que es una aberración, siendo una tecnología monótona y hasta estresante.

La tecnología de Tesla Motors en lugar de emitir diversos niveles de sonido o alarmas, muestra donde se está detectando el objeto y que tan lejos está. No, no solo en términos de líneas rojas y amarillas ambiguas, sino en pulgadas, siendo el primer vehículo que posee sensores de estacionamiento que no son masivamente molestos.