Sorprendentemente, el aspecto más polarizante del Model X puede estar en su diseño más que en su tecnología o potencia que son impresionantes para un SUV, superando incluso a los poderosos todo terreno a gasolina o diésel. Al parecerse más una cápsula de transporte que un SUV, la estética futurista de este magnífico todo terreno proviene de su diseño innovador que se entrelaza con esas puertas Falcon Wing (“alas de gaviota”) que se abren hacia arriba, un sello ineludible de este magnífico vehículo que es la envidia de todos.

El Exterior del TESLA MODEL X

Estas alas de gaviota de alta tecnología con bisagras dobles contienen sensores que evitan que choquen contra techos bajos de garajes, raspones contra autos estacionados o golpeen en la frente de los pasajeros. Cuando las puertas traseras detectan cualquier tipo de obstáculo en su camino, se abren automáticamente y se doblan en ángulo para evitar una colisión; además, el espacio que brindan para el habitáculo es tan grande, que es mucho más fácil el acceso de personas o cargas, así como su salida desde la segunda o tercera fila.

La otra característica clave del diseño del Model X es su enorme parabrisas panorámico “Big Sky” que hace que la vista exterior sea fuera de serie. En el caso de un parasol Tesla provee de una sombrilla extraíble que soluciona las cosas, sobre todo en verano, más que en invierno donde todo se hace espectacular.

La estructura del soporte de la fantástica batería, es además de protectora contra accidentes, aumentando la rigidez torsional del bastidor, proporcionando un coeficiente de resistencia de 0,25; un 20 % más bajo que el del segundo mejor SUV. La carrocería está adornada por finos detalles, complementados con luces LED antiniebla que hacen de cualquier situación pasar a dotar al conductor de máxima visibilidad, sea en espacios nocturnos, en días de neblina, nevadas o lluvia intensa; sus intermitentes que son LED dinámicos trabajan en tres posiciones.

El Interior del TESLA MODEL X

El interior es particularmente aireado y espacioso, no solo por el aroma de ese cuero vegano de sus asientos, el purificador de aire o su parabrisas panorámico, sino por todo lo que rodea su diseño, que es mucho más de lo que sugiere su apariencia exterior. La estética del habitáculo contribuye a esa sensación de espacio, donde su pantalla táctil de 17 pulgadas domina el centro del interior y el control de este fabuloso coche.

Los asientos acolchados de cuero vegano que son calefactados y regulados electrónicamente no solo proporcionan mucho confort y soporte para cualquier tipo de exigencias; las siete plazas para adultos en un enorme espacio se dividen de acuerdo a la configuración que se optimiza de acuerdo a los gustos personalizados. Los asientos de la segunda fila ofrecen mucho espacio para las piernas y aquellos que terminan sentados en el asiento disponible de la tercera fila estarán encantados de saber qué tan acomodadas pueden estar.

En el caso de seleccionar la opción de dos asientos, el SUV pasa a ser un enorme vehículo de carga al aprovechar la segunda y tercera hilera libre, además de sus dos maleteros traseros y delanteros, donde no existe mecánica ni motor por debajo del capó, como en otros vehículos de combustión interna; en este caso el se abre con unos impresionantes 88.1 pies cúbicos de espacio de carga, añadiéndose un increíble soporte exterior que puede llevar más equipaje, bicicletas o carritos de bebé.

Por otro lado, la visibilidad es excelente, gracias a ese parabrisas gigante que se extiende por encima y detrás de los ocupantes de los asientos delanteros, al igual que el acceso, y las puertas de gaviota que cubre una parte importante del techo cuando se despliegan. Todas las versiones del Model X cuentan con puertas delanteras y traseras motorizadas, lo que significa que se pueden cerrarse o abrirse con solo presionar un mando o deslizar la pantalla táctil.

Sus prestaciones sorprenden a todos, gracias a su enorme capacidad y respuesta a las necesidades de los que desean viajar en un vehículo lujoso, como poseer iluminación ambiental LED, control de temperatura, ventanas eléctricas o espejos plegables y eléctricos, además de contar con algunas opciones extra como la ventilación con microfiltros, el acceso al bluetooth o conectividad wifi. El volante como todos los vehículos Tesla, además de ajustable o multifuncional es fácil de usar, proveyendo mucho más que placer al conducir.

Accesorios del TESLA MODEL X