Su diseño espartano y la tecnología del Model 3 en definitiva supera a cualquier coche eléctrico de su segmento y a muchos a gasolina que siguen con alguna decadencia, desde su propio sistema de combustión, sin menospreciar a los de este tipo de coches, obviamente.

Al hablar de tecnología del Model 3 también nos referimos a sus baterías que a diferencia del Model S o el Model X, cuyas baterías son de 18 mm de diámetro y 65 mm de altura, utilza una batería de 21 mm de diámetro y 70 mm de altura; son de iones de litio y aunque es más grande, poseen muy alta densidad energética, incrementando el niquel para la estabilidad térmica y reduciendo el cobalto.

Instrumentación del Tesla MODEL 3

EL control del coche se desarrolla mediante esa fantástica pantalla táctil horizontal de 15”, a la cual se puede acceder con un simple deslizamiento de los dedos para ingresar al sistema de navegación, incluidos los mapas donde se ubican los supercharges, las direcciones de preferencia, entre otras funcionalidades.

Increíblemente no hay botones y teclas para arrancar el coche; así como el centro de control posee una aplicación digital, también se lo puede arrancar mediante la aplicación móvil, con la cual también se controlan una variedad de funciones.  Alternativamente, Tesla proporciona al propietario de una tarjeta de acceso con la cual se puede abrir las puertas o arrancar.

El Model 3 trae consigo muelles de carga incorporados, con un par de bases en la consola central, una para iPhones y la otra es para dispositivos Android. El control de la climatización del habitáculo también se puede hacer mediante la aplicación, pero están también disponibles los controles activados por voz y funciones mejoradas gracias a la opción Premium que incluyen:

  • Dos puertos USB en la parte trasera.
  • Más potencia en el sistema de audio con altavoces envolventes y subwoofer.
  • Ajuste eléctrico de 12 vías (personalizables) en asientos delanteros, retrovisores externos y columna de dirección.
  • Faros LED con antiniebla.
  • Tinte en el techo de cristal con protección infrarroja y a la radiación ultravioleta.
  • El control central con conexión para dos teléfonos móviles.

El Autopilot del Tesla MODEL 3

Aquí, como en otros Teslas, el Autopilot es esencialmente la combinación de dos sistemas de asistencia al conductor; el primero se llama “Traffic-Aware Cruise Control”, que es casi indistinguible de otros sistemas adaptativos de control de crucero. El segundo es el Autosteer, cuyo hardware es robusto con un sistema de radar de avance, ocho cámaras y 12 sensores ultrasónicos pueden detectar vehículos alrededor, observando a vehículos que el conductor puede no ver, incluso a veces, dos vehículos adelante.

El Autopilot es un poco diferente en el Model 3 que en el Model S o el Model X de Tesla. Por un lado, no hay una pantalla directamente frente al conductor para controlar lo que está haciendo el coche, pues todo se hace desde el panel de control central, cuya pantalla de 15″ es apaisada (horizontal), donde se regula todas las funciones, desde velocidad máxima o crucero, distancia de seguimiento o lo relacionado con la columna de dirección, el selector de marchas o el encendido y apagado.

Además, Tesla Motors presentó la nueva característica para los controles del Autopilot del Model 3 con su última actualización de software con la cual para la comodidad del conductor, añade nuevas funciones de los botones de desplazamiento en el volante. El botón de desplazamiento derecho ahora permite ajustar rápidamente la configuración del control de crucero del Traffic-Aware con solo girar el botón derecho hacia arriba o hacia abajo o ajustar la distancia de seguimiento con el vehículo de adelante.

Seguridad del Tesla MODEL 3

Además de su sistema de encendido/apertura de puertas vía una aplicación o mediante su tarjeta, todos los Tesla tienen un seguimiento GPS al que el propietario puede acceder de forma remota, así como también el propio Model 3; esta función se puede desactivar al ingresar al habitáculo y al desactivar la función de acceso remoto.

Pero, una de las partes más importantes de la seguridad no es solo la seguridad contra robos, sino lo bien que protege a las personas que lo usan. En el caso de la seguridad del Model 3, no existe una mejor medida que la seguridad contra choques, en el cual el Model 3 alcanzó una excelente puntuación comparados con otros vehículos tradicionales de su segmento.

Todo esto se puede lograr gracias a sus ocho cámaras y sus sensores ultrasónicos que permiten usar la tecnología activa de seguridad desde evitar colisiones o el frenado automático ante situaciones de riesgo, además del apoyo del Autopilot tanto al estacionar, como en los cambios de carril o en situaciones estresantes de tráfico en carretera.